Los significados de "Hermetismo":

 

1.- "Hermetismo" significa, en primer lugar, el conjunto de enseñanzas y doctrinas de los Hermetica filosóficos (Corpus Hermeticum, Asclepius, Definiciones herméticas y Hermetica coptos de Nag Hammadi).

 

Un entramado ideológico que procede del último Platón (el diálogo Timeo), el estoicismo y el neopitagorismo y que puede compararse con el platonismo medio (Filón, Plutarco, Albino, Apuleyo, Moderato de Gades, Numenio, etc. Siglos I-II d.C.). Probablemente los Hermetica responden al esfuerzo por comprender (traducir) en términos racionales (filosóficos, griegos) el conglomerado religioso egipcio que incluía la astrología, la alquimia, la teología y la moral; una fusión que tuvo lugar en Alejandría de Egipto, en los albores de nuestra era.

 

2.- "Hermetismo", en segundo lugar, se refiere a los escritos de ciencias ocultas puestos bajo la advocación de Hermes Trimegisto. Textos de astrología (Panaretos, Brontologion, Liber Hermetis, etc.), alquimia y magia (Papiros mágicos grecoegipcios).

 

Son anteriores en el tiempo (ss.II-I a.C.) a los Hermetica filosóficos y se han conservado fragmentariamente o en obras de otros autores.

 

3.- "Hermetismo" también se usa, en sentido lato, como sinónimo de Ocultismo o Esoterismo (Cábala, Rosacrucismo, Masonería, etc.), desde el Renacimiento, cuando los Hermetica filosóficos eran la fuente de la Filosofía Oculta o Perenne, hasta nuestros días (Teosofía, Nueva Era, etc.).

 

Un conjunto de tendencias que coinciden, en lo fundamental con la doctrina de los Hermetica filosóficos:

 

Correspondencia, interdependencia entre todas las partes de la realidad (Dios, Cosmos, Hombre), concebida como una red de antipatías y simpatías, como un juego de espejos.

 

El Cosmos, la Naturaleza, como organismo vivo.

 

El Hombre como realidad compleja (cuerpo, alma, espíritu) que puede acceder a diferentes niveles de la realidad mediante el conocimiento (gnosis).

 

La gnosis como regeneración, transmutación o palingenesia: un segundo nacimiento. La experiencia mística.

 

La gnosis como iniciación a una Sabiduría perenne que se remonta a los tiempos primigenios. La tradición. El Secreto.

 

En inglés se distingue entre "Hermetism" (sentidos 1 y 2) y "Hermeticism" (sentido 3).    En francés, entre "Hermétism" (sentidos 1 y 2) y "Hermésisme" (sentido 3).

 

Alquimia:

1.- ALQUIMIA MATERIAL

 Técnica antigua practicada especialmente en la Edad Media, que se dedicaba principalmente a descubrir una sustancia que transmutaría los metales más comunes en oro y plata, y a encontrar medios de prolongar indefinidamente la vida humana. Aunque sus propósitos y procedimientos eran dudosos, y a menudo ilusorios, la alquimia fue en muchos sentidos la predecesora de la ciencia moderna, especialmente de la ciencia química.


      
La alquimia nació en el antiguo Egipto, y empezó a florecer en Alejandría, en el periodo helenístico. 
       El concepto fundamental de la alquimia procedía de la doctrina aristotélica de que todas las cosas tienden a alcanzar la perfección. Puesto que otros metales eran considerados menos ‘perfectos’ que el oro, era razonable suponer que la naturaleza formaba oro a partir de esos metales en el interior de la Tierra, y con la habilidad y la diligencia suficientes, un artesano podría reproducir este proceso en el taller. 


     Durante los califatos de los Abasíes, desde el 750 hasta 1258, floreció en Arabia una escuela de farmacia. El primer trabajo conocido de esta escuela es la obra que se difundió en Europa en su versión latina titulada De alchemia traditio summae perfectionis in duos libros divisa, atribuida al científico y filósofo árabe Abu Musa Yabir al-Sufi, conocido en Occidente como Geber; este trabajo, que podemos considerar como el tratado más antiguo sobre química propiamente dicha, es una recopilación de todo lo que se creía y se conocía por entonces. Los alquimistas árabes trabajaron con oro y mercurio, arsénico y azufre, y sales y ácidos, y se familiarizaron con una amplia gama de lo que actualmente llamamos reactivos químicos. Ellos creían que los metales eran cuerpos compuestos, formados por mercurio y azufre en diferentes proporciones. Su creencia científica era el potencial de transmutación, y sus métodos eran principalmente intentos a ciegas; sin embargo, de esta forma encontraron muchas sustancias nuevas e inventaron muchos procesos útiles.


      
La alquimia, como sucedió con el resto de la ciencia árabe, se transmitió a Europa a través de España, gracias al extraordinario florecimiento que las ciencias y las artes experimentaron en al-Andalus durante la Edad Media. Los primeros trabajos existentes de la alquimia europea son los del monje inglés Roger Bacon y el filósofo alemán Alberto Magno; ambos creían en la posibilidad de transmutar metales inferiores en oro. La idea estimuló la imaginación, y más tarde la avaricia, de muchas personas durante la Edad Media. Seguían creyendo que el oro era el metal perfecto y que los metales más comunes eran más imperfectos que el oro. Por tanto, pensaron en fabricar o descubrir una sustancia, la piedra filosofal, mucho más perfecta que el oro, que podría ser utilizada para llevar a los metales más comunes a la perfección del oro.


      Roger Bacon creía que el oro disuelto en agua regia era el elixir de la vida. Alberto Magno dominaba la práctica química de su época. Tomás de AquinoRamon LlullBasil Valentine también contribuyeron mucho, por la vía de la alquimia, al progreso de la química, con sus descubrimientos de los usos del antimonio, la fabricación de amalgamas y el aislamiento del espíritu del vino, o alcohol etílico.

El más famoso de todos los alquimistas fue el suizo Paracelso, que vivió en el siglo XVI. Mantenía que los elementos de los cuerpos compuestos eran sal, azufre y mercurio, que representaban respectivamente a la tierra, el aire y el agua; al fuego lo consideraba como imponderable o no material. Sin embargo, creía en la existencia de un elemento por descubrir, común a todos, del cual los cuatro elementos de los antiguos eran simplemente formas derivadas. A este elemento principal de la creación Paracelso lo llamó alcaesto, y mantenía que si fuera encontrado podría ser la piedra filosofal, la medicina universal y el disolvente irresistible.

 

Conoce las principales fases del proceso alquímico:

 

 

2.- ALQUIMIA ESPIRTUAL

La alquimia espiritual, por su parte, desprecia como pseudoalquimia a la anterior. El auténtico alquimista no busca producir oro material sino que entiende la alquimia como un proceso de iluminación en el sentido de transmutación o palingenesia (regeneración), un método para experimentar niveles de la realidad inaccesibles a la percepción ordinaria. 

Mientras que la alquimia material utiliza sustancias del mundo físico para producir resultados físicos; la alquimia espiritual, por el contrario, trabaja con sustancias materiales como medio para otro fin: conseguir la experiencia de una transmutación interior.

Las fases simbólicas de la alquimia espiritual son la Nigredo, la Albedo y la Rubedo:

 

1.- La nigredo es la fase preparatoria, el material caótico, la materia prima, el encuentro con la oscuridad y lo profundo. El encuentro con uno mismo: la noche oscura del alma, la melancolía.

 

2.- La albedo introduce el orden en el caos, un orden que se manifiesta a este nivel como oposición de contrarios en díadas como cuerpo/espíritu o plata/oro.

 

3.- La rubedo supone la coincidentia oppositorum a través de(l) Mercurio (Hermes), la personificación de la energía mediadora. El resultado de esta fase es la coniunctio, la unión de lo separado en las fases anteriores, una unión cuyo producto es la piedra filosofal

Las tres aves en el matraz con los colores del opus.

El lapis (la piedra), por tanto, es el fruto de los dos elementos extraídos del caos al inicio de la obra: el retoño aparece bajo la forma del Andrógino Hermético y bajo la rúbrica "Dos en uno".

Finalemente, el alquimista descubre que el fruto de la unión no es otro sino él mismo, su auténtico yo regenerado.