ROSARIUM PHILOSOPHORUM
 
El proceso alquímico 
 
 

La primera edición del Rosarium Philosophorum aparece en 1550. El texto contiene veinte imágenes que describen simbólicamente el "verdadero Arte", la verdadera alquimia, que consiste en una suerte de iluminación, la experiencia de niveles de la realidad normalmente inaccesibles. El proceso es imaginado como una "unión sagrada" (hieros gamos) cuyo fruto es el lapis philosophorum.

   

 

 
   

I

La fuente alquímica, la fuente de vida. Una fuente de tres surtidores: los opuestos y la energía mediadora.

Cuatro estrellas de seis puntas situadas en los extremos de dos columnas de humo que surgen de ambos lados de la fuente. Otra estrella sobre la fuente flanqueada por el Sol y la Luna, sobre la cual un dragón de dos cabezas intenta devorar las estrellas

       
   

II

El Rey y la Reina: los principios opuestos. Se inicia la unión química. La Paloma como elemento mediador: el mercurio o Mercurio.

El rey, a la izquierda, situado sobre el Sol, agarra la mano izquierda de la reina en pie sobre la Luna. Sostienen en su mano derecha ramas con hojas que se entrecruzan con la que sostine el pájaro que desciende desde una estrella de seis puntas. 

       
   

III

 

El rey y la reina desnudos entrecruzan las manos, los tallos y las hojas. 

       
   

IV

 

El rey y la reina sentados en un baño hexagonal sostienen los tallos en la misma configuración que en la figura anterior.

       
   

V

 

La Conjunción, la Coniunctio o coito se produce en un estanque, en el agua. Junto a ellos el Sol y la Luna

       
   

VI

(Las imágenes 6-9 muestran niveles de unificación progresivos. Como la serie 13-16)

La Concepción o Putrefacción. Un hermafrodita, mitad rey mitad reina, está tumbado como un cadáver en un sepulcro lleno de agua.

       
   

VII

 

La Extracción o Impregnación del alma. El andrógino rey-reina continúa en su sepulcro mientras un pequeño espíritu macho aparece entre las nubes.

       
   

VIII

 

El Lavado o Mundificación.Sigue el hermafrodita en su sitio mientras caen gotas de lluvia desde las nubes.

       
   

IX

 

El Regocijo, Nacimiento o Sublimación del alma. Un pájaro se aproxima a otro enterrado hasta la cabeza en el suelo. Un pequeño espíritu hembra desciende desde las nubes.

       
   

X

 

El hermafrodita, ahora con alas, está de pie sobre la Luna. Sostiene en su mano derecha un cáliz con tres serpientes y en su izquierda otra serpiente enrollada (cáliz y serpiente son símbolos sexuales). A la izquierda de la imagen hay un árbol de la Luna con trece flores lunares. A la derecha, un cuervo. 

       
   

XI

 

La Fermentación: otra cópula del rey y la reina en un estanque con agua.

       
   

XII

 

La Iluminación. Un Sol con alas permanece inmóvil en el aire sobre un sepulcro lleno de agua.

       
   

XIII

(Serie 13-16)

La Nutrición: el hermafrodita alado yace en al sepulcro lleno de agua.

       
   

XIV

 

La Fijación: el hermafrodita ha perdido las alas y yace en el sepulcro. Un pequeño espíritu hembra amanece entre las nubes.

       
   

XV

 

La Multiplicación. El hermafrodita en el sepulcro. Gotas de lluvia desde las nubes.

       
   

XVI

 

La Resurrección. Un pequeño espíritu hembra desciende sobre el sepulcro del andrógino.

       
   

XVII

 

La Evidencia de la Perfección: El andrógino con alas de murciélago, con las serpientes en sus manos está de pie sobre una colina bajo la cual tres serpientes se devoran unas a otras. Detrás, un león. A la izquierda un árbol solar con trece flores solares.A la derecha, un pelícano nutre a sus pollos con su propia sangre.

       
   

XVIII

(Lo otro de sí se convierte en sí mismo: el alquimista ha conseguido la Iluminación)

El león devora el Sol. La sangre cae sobre la tierra.

       
   

XIX

(Sincretismo alquímico-cristiano)

El Hijo con el cetro y el Padre con el orbe, sostienen la corona sobre una joven (María) mientras revolotea la paloma.

       
   

XX

La Palingenesia, la regeneración. La transmutación (no una mera transformación. En términos cristianos: la resurrección del cuerpo significa su glorificación y perfección)