VOLVER

FRAGMENTOS DIVERSOS

1.- TERTULIANO, De Anima 33.2

 

Tertuliano, Quinto Septimio Florente (ca.160-ca.220)

Teólogo y apologista cristiano latino, nacido en Cartago (Túnez, África) hacia el año 160 y muerto alrededor del 220.

2.- (Pseudo) CIPRIANO, Quod Idola Dii non sint, 6

3 - 15.- LACTANCIO, Diuinae Institutiones (I 6,4; I 7,2; II 8,48, etc.)

Lactancio, Lucio Cecilio Firmiano (250-325)

Filósofo y apologista cristiano de origen norteafricano, uno de los fundadores dentro de la Iglesia cristiana de la Patrística. 

16 - 17.- JÁMBLICO, De Mysteriis Aegiptiorum (VIII 6; X 7)

Filósofo griego, nacido en Calcis (Sira) hacia el año 245 y muerto hacia el 325. De su vida, envuelta en muchos elementos fantásticos, pocos datos conocemos con certeza. Se sabe que estudió en Alejandría, y que fue discípulo de Porfirio. Regresado a Siria, fundó una escuela que tuvo mucha importancia en el neoplatonismo posterior. El esfuerzo doctrinal de Jámblico se centra en revitalizar las filosofías pitagórica y platónica, en oposición al creciente influjo del cristianismo en el ámbito religioso y cultural

18.- JÁMBLICO (ap. PROCLO, Sobre el Timeo)

19 - 21.- ZÓSIMO DE PANÓPOLIS (ap. BERTHELOT-RUELLE, Alchimistes Grecs II 229)

 

ZÓSIMO de Panópolis (Egipto), fue un reputado alquimista del s. IV, de cuyos escritos sólo se han conservado algunos fragmentos en colecciones alquímicas compiladas en Bizancio en los siglos VIII y IX

22.- EFRÉN DE SIRIA, Discurso contra Mani

Doctor de la Iglesia y escritor sirio, nacido en la ciudad de Nísibe, hacia el año 300 y muerto en Edesa en el año 375.

22A.- G. A. BARHEBRAEUS, El candelabro de los santuarios

 

Barhebreus o Bar Hebraeus (Abú al-Faraj), Obispo de Alepo (Siria), s. XIII.

 

23 - 35.- CIRILO DE ALEJANDRÍA, Contra Juliano I 552, 556, etc.)

 

Los fragmentos 23 al 35 proceden de Contra Juliano, de CIRILO de Alejandría. JULIANO el Apóstata escribió su obra Contra christianos en torno a 362-363; la réplica de CIRILO, Contra Juliano, puede datarse en torno a 435-441. Los dos primeros fragmentos se encuentran también en la obra de DÍDIMO de Alejandría, De Trinitate; DÍDIMO, muerto en el 398, defendió la doctrina ortodoxa de la Trinidad frente a los arrianos

 

36.- ANTIMO (en G. MERCATI, Studi e Testi, 5, Roma, 1901, p.98)

 

ANTIMO fue un obispo de Nicomedia martirizado bajo Diocleciano en el 302

37.- J. LIDO, De Mensibus 4.64

JOHANNES LIDUS, fue un alto oficial de las cortes de Anastasio y Justiniano (Bizancio, siglo VI).

 


DEFINICIONES HERMÉTICAS ARMENIAS (DH)

Las Definiciones de Hermes Trimegisto a Asclepio son la traducción al armenio de un texto griego datable en torno al s.V; el título (hóroi) y la forma literaria (sentencias palmarias) recuerdan otros textos herméticos, en particular SH XI y suponen una confirmación independiente de la tesis del origen egipcio de los textos herméticos: la primera fuente de los escritos filosóficos de Hermes debió consistir en compilaciones de máximas y sentencias que retomaban el marco ideológico de las antiguas Sabidurías egipcias. 

Las Definiciones fueron publicadas por primera vez en 1956 en el Boletín del Manetadaran de la Biblioteca de manuscritos antiguos de Erevan.

Contenido (algunos ejemplos):

DH I: Los tres cosmos: Dios, cosmos inteligible; Cosmos, dios sensible; Hombre, cosmos corruptible.

I.1.- Dios: cosmos inteligible; cosmos: dios sensible; hombre: cosmos corruptible. Dios: cosmos inmóvil; cielo: cosmos móvil; hombre: cosmos racional. Tres cosmos por tanto. El cosmos inmóvil, Dios; el cosmos racional, el hombre; estas dos unidades no hacen sino una, Dios y el hombre a su imagen ...

DH II: Los cuatro elementos

II.1.- El pensamiento es el bien invisible, el alma es el movimiento necesario adaptado a todo cuerpo. El cuerpo es, a partir de cuatro cualidades, un ensamblaje único y bien temperado de lo cálido, lo frío, lo seco y lo húmedo: de caliente, de fuego; de frío, de aire; de seco, de tierra; de húmedo, de agua. El pneuma es el cuerpo del alma o su soporte ...

DH III: Omnipresencia de Dios

DH IV: Jerarquía de lo viviente

DH V: El logos y el nous: la palabra y el pensamiento.

...

2.- Nada hay inaccesible para el pensamiento, nada hay inexpresable para la palabra. Guardando silencio, comprendes; hablando, hablas. El pensamiento concibe la palabra en el silencio y sólo la palabra del silencio y del pensamiento es salvación. La palabra de la palabra es perdición, pues  el hombre es mortal por su cuerpo pero inmortal por la palabra ...

DH VI-VII: El hombre, posición central; tres substancias, naturaleza dual (el alma y el cuerpo).

VI.1- El hombre, como los dioses, pertenece a Dios, el cosmos pertenece al hombre. Si no hubiera nadie para ver el cosmos, en realidad no existiría, no existiría como algo visible. Sólo el hombre comprende los inteligibles y ve los seres visibles, ni unos ni otros le resultan ajenos. El hombre posee ambas naturalezas, la mortal y la inmortal. El hombre posee tres sustancias a la vez: la inteligible, la del pneuma y la material ...

DH VIII-IX: El hombre, superior a los dioses

...

6.- Tienes en tí mismo el poder de liberarte, pues todo te ha sido concedido. Nadie te envidia: todo ha nacido para ti, para que comprendas al hacedor por medio de uno solo, el todo. Tienes el poder de querer y no comprender, tienes el poder de no tener fe y de equivocarte y de comprender lo contrario de lo que es. El hombre puede tanto como los mismos dioses. Sólo él es un viviente libre, sólo él tiene el poder del bien y del mal ...

 

DH X: El bien, el mal y la naturaleza. Providencia y necesidad

...

7.- Por tanto, el alma es una substancia inmortal, eterna, intelectiva, que como intelección tiene su propia palabra dotada de pensamiento. Al comprender la naturaleza, conoce los designios de la armonía y, una vez liberada de este cuerpo de la naturaleza, se queda sola consigo misma, y se aflige, permaneciendo sola consigo misma en el mundo inteligible ...