Filosofia. La evolución del hombre


 

          Evolución Tecnológica

Las piedras talladas representan la evidencia más abundante de las capacidades tecnológicas de nuestros antepasados, ya que este tipo de material tiene una mayor dureza y conservabilidad que otros materiales que también eran utilizados, como la madera. Durante los primeros estadios de la evolución humana no aparecen evidencias de talla lítica, y así Ardipithecus ramidus, Australopithecus afarensis, Australopithecus anamensis y Australopithecus africanus no serían capaces de tallar industria lítica.

La talla sistemática de la piedra para obtener instrumentos parece hacer sido una de las claves de la capacidad del género Homo para ocupar medios ambientes muy diversos y para acceder a nuevos recursos.

Tipos representativos de los 4 Modos Técnicos de elaborar industria lítica.

 

  Las primeras industrias líticas tienen 2,5 millones de años y proceden del yacimiento de Gona (Etiopía). Existe muchos más yacimientos a lo largo del valle del Rift (Etiopía, Kenya, Zaire Tanzania y Malawi) con una antigüedad entre 2,5 y 2 millones de años y, por tanto, asociadas al género Homo.

El Olduvayense (Modo Técnico 1) consiste en cantos y rocas tallados sin una forma estandarizada y por las lascas resultantes de esta talla. Tiene un sistema de elaboración muy simple, obteniendo lascas poco elaboradas a partir de la percusión directa sobre el núcleo y sin apenas retocarlas.

El Achelense (Modo Técnico 2) aparece hace 1,6 millones años y perdura hasta hace 200-150 mil años. Se puede caracterizar por la presencia de instrumentos mucho más elaborados y simétricos: bifaces, hendedores y picos. Los instrumentos tienen grandes tamaños. Se extiende por todo el Viejo Mundo. El Olduvayense y el Achelense pueden englobarse dentro del Paleolítico Inferior.  

  Bifaz procedente del yacimiento de Galería en la Sierra de Atapuerca 
 

      El Musteriense (Paleolítico medio o Modo Técnico 3) aparece hace unos 200.000 años y perdura hasta hace 30.000 años. La industria es más diversificada que en el Paleolítico inferior, y tiene una alta proporción de industria sobre lascas: raederas, raspadores y denticulados. El Paleolítico medio está caracterizado por la talla de tipo Levallois. Esta técnica consiste en efectuar una preparación del núcleo para configurar el tipo y la forma de las lascas que se van a obtener a partir de él. Està asociada a los neandertales.

 Secuencia de elaboración de una lasca levallois y forma de preparar el núcleo  

      

         

         El Paleolítico superior (Modo Técnico 4) abarca un periodo comprendido entre los 40.000 y los 10.000 años, y aparece asociado a los humanos modernos. Se caracteriza por el perfeccionamiento de la elaboración de útiles con la técnica laminar y por el aumento en la proporción de raspadores y buriles. Durante el Paleolítico superior se elaboran gran cantidad de instrumentos utilizando el hueso, cuerna, madera y marfil. Los periodos principales del Paleolítico superior europeo son el Chatelperroniense, Auriñaciense, Gravetiense, Solutrense y el Magdaleniense.  

Esquema de los tipos de industria del Paleolítico superior y cronología  

Método de talla laminar por percusión indirecta. A, percutor; B, punzón de hueso o cuerno; C, núcleo; D, yunque de piedra; E, lascas obtenidas.

 

 

Instrumentos representativos de cada una de los tipos de industria

Tras el Paleolítico superior, se desarrolla el período Epipaleolítico o Mesolítico (entre hace 10.000 años y 5.000 años) que se caracteriza por la talla de pequeñas piezas líticas denominadas microlitos. Finalmente, hace unos 12-10.000 años, se descubre la agricultura y la ganadería, iniciándose el período Neolítico. La economía basada en la caza y recolección deja paso a economías de producción que transformaron irreversiblemente a la humanidad.