Filosofia. La evolución del hombre

LA EVOLUCIÓN

LAS ESPECIES

MATERIALES

VOCABULARIO

BIBLIOGRAFIA

ENLACES

1.- La evolución y el origen del hombre

1.1.- Planteamiento general y perspectivas de estudio
1.2.- La herencia biológica del hombre: orden primates, superfamilia hominoides, familia homínidos, género homo.
1.3.- La sapientización: del homo antecessor al sapiens. 


2.- La singularidad del hombre

2.1.- Pautas de conducta en los animales y en el hombre
2.2.- El animal cultural
2.3.- El animal dotado de sinrazón

3.- La diversidad racial del homo sapiens

3.1.- El concepto de raza
3.2.- Raza y cultura. El prejuicio racista

Bibliografía


            1.3.- La sapientización: del antecessor al sapiens

         Homo erectus, Java (Dubois, procede del homo ergaster).

         ¿Hombre de Orce? (Gibert), 1 m.a.

         Homo antecessor (Arsuaga et alt.1997), 1,5 m.a., Gran Dolina, Atapuerca, 1994. La Gran Dolina y los primeros europeos: ARSUAGA, BERMÚDEZ DE CASTRO y CARBONELL. Un festín caníbal en una cueva. No es un homo erectus, carece de sus especializaciones ni un homo ergaster: capacidad craneal de 1.000, frente a las 800 del ergaster. Es una especie antepasada de la nuestra pero también de los Neandertales. Los primeros humanos llegaron a la Península por vía terrestre, desde Asia, por Europa (no estrecho de Gibraltar).

         Homo rodhesiensis, 600.000 – 250.000 años

         Homo heidelbergensis (1907), 500.000 años. Boxgrove (1993). Sima de los Huesos (32 individuos, 300.000 años). Antepasado de los Neandertales exclusivamente.

         Homo Neandertalensis, 230.000 años

         Homo Sapiens, 40.000 años en Europa, 200.000 en África.

         Pleistoceno Medio (780.000 – 125.000): se gestan las dos especies que conocemos mejor: los neandertales y nosotros.

         NEANDERTALES:

         Valle del Neander (Neander Tal): no eran los seres brutales y simiescos, incapaces de caminar erguidos que en ocasiones se supone. Eran fuertes y a la vez hábiles recolectores de productos vegetales, cazadores y carroñeros. Disponían de una variedad de útiles de piedra (Musteriense, Modo 3), usaban el fuego sistemáticamente, cuidaban de sus ancianos e impedidos y enterraban a sus muertos. No eran muy altos (170/160), cuerpo voluminoso (adaptación al frío, Ley de Bergmann: regiones frías, cuerpo voluminoso), antebrazos y piernas cortas (lo mismo). Volumen cerebral mayor (1500) pero índice menor; problema anatómico: su cráneo no está preparado para ese volumen (conflicto: un cerebro moderno en un cráneo arcaico; Giorgio Manzi: un pequeño turismo con motor de Fórmula 1). Prognatismo medio-facial.

         Industria Musteriense (Paleolítico Medio, Modo 3), hace entre 300.000 y 200.000. Usan el fuego y entierran a sus muertos. Sentido estético (pendientes y collares).

         Fueron un endemismo que evolucionó en Europa en condiciones de aislamiento geográfico y genético..

         Proceden del homo heidelbergensis (los restos de la Sima de los Huesos, p.ej.), aparecen hace 230.000 años y todavía quedan neandertales en Europa hace 30.000 años.

         Son inteligentes, pero no son sapiens.

           HOMO SAPIENS

          Sustitución brusca del Musteriense (Modo 3, neandertales) por el Auriñacense (Paleolítico Superior, Modo 4, sapiens), que se extiende rápidamente por Europa hace 40.000 años. Los sapiens no proceden de los neandertales: en los últimos neander no se aprecia ninguna evolución hacia los humanos modernos, son neandertales clásicos (perspectiva paleontropológica). Su biotipo longilíneo procede de regiones cálidas, menos macizos, más altos y de brazos y piernas más largos. à Neandertales y Sapiens conviven en Europa durante 10.000 años (Rosny, La Guerre du Feu). No se conocen híbridos, los europeos actuales no somos descendientes suyos.

-- Europa sólo ha sido poblada dos veces: primero por el Homo antecessor, hace 800.000 años y por nuestros antepasados hace 45.000 años.

         El origen africano del Sapiens: orígenes remotos en fósiles africanos de entre 600.000 a 250.000 años, el homo rodhesiensis. De ello, si no la paleontropología (hay un vacío de fósiles en África en torno a hace 1 m.a.), da testimonio la genética: nuestra especie es muy homogénea en sus características desde sus primeros representantes.

           La hipótesis Out of Africa (Memorias de África), paleantropólogos BRÄUER y STRINGER, cuna africana à expansión. Pero otros paleantropólogos plantean el origen multirregional, Milford WOLPOFF y Alan THORNE, poblaciones distintas que evolucionan por separado. La genética soluciona el problema (sorprendente homogeneidad genética entre todos los grupos humanos):

         La Eva Negra (Rebeca CANN y Allan WILSON): ADN mitocondrial, ascendencia de un cromosoma de mujer en mujer a través de las generaciones à La homogenenidad del ADN permite remontarnos a una mujer africana de hace 200.000 años.

         El Adán Negro (Michael HAMMER): el cromosoma Y, la humanidad tuvo un antepasado varón que vivió en África hace entre 100.000 y 200.000 años. Además hubo dos oleadas: la primera hace 50.000 años coloniza Asia y Australia, la segunda, posterior, llega a Europa.

         Además la escasa divergencia genética sugiere un cuello de botella en el momento de la salida (en torno a las 10.000 personas, aventuran a algunos).

  La sapientización: el principal factor de desarrollo fueron las presiones selectivas sobre el incremento de la capacidad cultural, expresada en la inteligencia y la competencia lingüística. Innovaciones y fenómenos conexos: la tecnología de la caza, el dominio del fuego, la aparición del lenguaje y la juvenilización de la especie.

           1.- La caza supone y posibilita, a un tiempo, un conjunto nuy variado de adquisiciones:

            - En el ámbito de la existencia social: organización jerárquica del grupo de cazadores, división del trabajo: ojeadores, rastreadores..etc., división social del trabajo: papeles masculino-femenino, establecimiento de especiales e intensos lazos afectivos entre los miembros del grupo de caza (camaradas) tanto como entre madre e hijos.

          - Fomenta una industria/tecnología cada vez más eficaz y unas más perfectas técnicas de caza: lanzas, trampas, redes y, sobre todo, armas para matar a distancia: lanzadoras, arcos, hondas, etc.

          - En general presiona selectivamente sobre un conjunto de cualidades que constituyen patrimonio de nuestra especie: atención, tenacidad, astucia, interpretación de signos y capacidad de colaboración que implica un sistema de comunicación eficaz. Al mismo tiempo refuerza una serie de emociones: curiosidad, riesgo, temeridad, crueldad, etc.

          2.- Fuego:

          - Predigestión externa de los alimentos: liberación del aparato digestivo; el homínido tiene la posibilidad de permanecer activo y alerta después de haber comido. Nuevas mutaciones hominizantes que tienden a reducir la mandíbula y la dentición así como a liberar a la caja craneal de tensiones mecánicas (crecimiento del encéfalo).

         - Seguridad: tanto a la expedición nocturna como a los que quedan en el refugio.

         - Crea el Hogar: lugar estable y foco de convivencia, protección y refugio.

          - Libera el Sueño: permite al hombre dormir profundamente, a diferencia de los demás animales que han de dormir en estado de alerta. Es incluso posible que de este modo se haya favorecido el incremento y la libertad de los sueños.

          - Posibilita la expansión territorial

          - Independiza del clima y los ritmos naturales: día-noche, estaciones.

        - Facilita y posibilita a un tiempo la fabricación de utensilios: cerámica, metales.

        - La difícil técnica de encender el fuego estimula la presión selectiva hacia la inteligencia y la habilidad (especialistas).

         - Es conjeturable, en fin, que el mágico mundo de luces y sombras que el fuego genera en las paredes abovedadas de la caverna mientras en el exterior estalla la tormenta haya podido ser uno de los factores que, al excitar la imaginación  y la fantasía, coadyuvara al surgimiento de la religión y el arte. Teniendo además en cuenta del papel del fuego como elemento mágico, sagrado y misterioso, intemediario entre el mundo profano y el de los espíritus, que consume y metamorfosea la realidad.

           3.- Aparición del lenguaje:

              El lenguaje simbólico no apareció de forma súbita como consecuencia de una rápida cerebralización sino que surgió lentamente como resultado de un proceso en que un sistema de comunicación gestual basado en caremas (gestos semánticos) fué transformándose en un sistema de comunicación verbal basado en símbolos. La aparición del habla va ligada a varios factores estrechamente conectados entre sí:

          3.1.- Base fisiológica: El desarrollo del cerebro, en particular de determinadas zonas corticales en el hemisferio izquierdo que posibilitan la expresión fónica (habla). Paleoneurología, área de Broca (tercera circunvolución frontal: construcción y planificación sintácticas: traduce los mensajes en una secuencia ordenada de movimientos de los músculos que intervienen en la producción del habla. Lesión: perturba hablar o escribir, pero no entender y leer), área de Wernicke (circunvolución temporal superior: codificación y decodificación de los mensajes. Lesión à no comprensión). Según Phillip Tobías ya están desarrolladas en los primeros homo. Además es necesario una determinada disposición del tracto vocal: laringe, faringe y cavidades nasal y bucal: sólo una posición baja de la laringe (que no existe en los primates ni en los niños menores de dos años, respiran y beben) y una faringe más larga que la de ningún otro primate à sonidos diferentes. Y  un desarrollo de la motricidad (gestualidad del rostro, vinculación de la mano y los órganos faciales, lenguaje no verbal).

         -- Tanto el desarrollo cerebral como el aparato fonador ya existían, parecidos a los nuestros en los primeros homo (ergaster y habilis), probablemente nuestro género nació con la palabra. ¿Los neandertales hablaban?.

          3.2.- Base social: la creciente complejidad de la organización social (caza, distribución, transporte, etc.) impulsó el establecimiento de sistemas de comunicación eficaces. Al mismo tiempo aparecen formas superiores del psiquismo humano (abstraer y razonar) posibilitadas por el lenguaje, posibilitadoras, a la vez, de lenguaje: la ideación, los mitos, las teorías, la creación del ámbito de lo imaginario, etc. Formas superiores porque sobrepasan las necesidades inmediatas de comunicación.

         El arte: figuras transportables de animales y personas y pinturas y grabados rupestres

         Mito, rito, magia y religión: culto a los muertos, un medio de interpretar la realidad exterior, pero también un medio para convivir con las propias exigencias del interior del hombre: nuestros miedos (soledad, muerte, lo desconocido, el paso del tiempo, el dolor, la pérdida), nuestras incertidumbres, nuestras crisis, las ansiedades, las neurosis (demencia, locura) que el cerebro complejo lleva consigo.

         T.S. ELLIOT: Human Kind cannot bear very much reality

         3.3.- Base tecnológica: el uso y fabricación de útiles: No sólo hay un refuerzo mutuo entre capacidad comunicativa y capacidad manipuladora, sino también un paralelismo entre lenguaje e instrumento: ambos son resultado de la capacidad de abstracción (desvinculación del uso inmediato, previsión del futuro, generalización,etc.), de la capacidad de simbolizar (el instrumento es también un significante, material) y de actuar encadenando secuencias operativas (cadena sintáctica - reglas de utilización en el caso del útil).

         4.- La juvenilización de la especie (Necesidad de aprender)

          Los progresos de las cerebralización, como ya se ha dicho, son inseparables de los de la juvenilización: una disminución ontogenética, la prolongación de los períodos biológicos de la infancia y la adolescencia, que permite la prosecución del desarrollo organizativo del cerebro  en relación con los estímulos culturales. La lentitud del desarrollo ontogenético, favorece el aprendizaje, el desarrollo intelectual, la transmisión cultural y la asimilación de lo aprendido (el proceso del lenguaje dura siete años): la complejidad creciente exige una infancia cada vez más prolongada (ESO).  Presiona a favor de toda mutación genética que retarde el desarrollo ontogenético del niño (trece años en el sapiens), fenómeno relacionado con el tamaño del cerebro. El proceso de evolución biológica del homo es de carácter neoténico, es decir, tiende a mantener rasgos infantiles o juveniles en el adulto; esto supone una importante plasticidad biológica: al liberar a la nueva especie de caracteres especializados ligados a un medio concreto. Desde el punto de vista corporal el hombre es un feto de primate que ha llegado a la madurez sexual, el parto humano es un parto prematuro normalizado, la principal especialización del hombre es su inespecialización. Con la juvenilización de la especie el mundo adulto se ve invadido por el bagaje de la juventud: el gusto por el juego, la afectividad y la curiosidad omnívora.

         -- El progreso de la juvenilización trae consigo la regresión de los comportamientos estereotipados (instintos), una extrema apertura (labilidad) al medio ambiente natural y social y la adquisición de una gran plasticidad y disponibilidad.